Ventajas de las prótesis ortopédicas

Hace un tiempo, ¿quién iba a suponer que podríamos controlar prótesis con la mente? Hoy en día existen muchos problemas, pero también encontramos formas de contrarrestar su efecto gracias a los avances tecnológicos. Las nuevas tecnologías han permitido revolucionar la forma en que vivimos nuestro día a día. Han conseguido que nuestra vida sea más fácil. Un aspecto en el que destaca especialmente este avance tecnológico es en el desarrollo de prótesis ortopédicas para aquellas personas que, por la razón que sea, han perdido algún miembro de su cuerpo. Así, podemos  encontrar en el mercado actual hasta prótesis inteligentes, que conectadas a los nervios de las personas les proporcionan una mayor libertad de movimiento. De esta forma, lo que hace tiempo parecía imposible hoy se vuelve real.

¿Qué es una prótesis?

Podemos definir una prótesis como una pieza, dispositivo o aparato que se coloca en el cuerpo para sustituir a un órgano, pieza o miembro dañado o amputado. En definitiva, como una extensión artificial que reemplaza una parte faltante del cuerpo.

Así, las primeras prótesis datan de tiempos lejanos. Hasta la fecha, la prótesis más antigua que se ha encontrado es “el dedo gordo del Cairo”, perteneciente a una momia egipcia. La prótesis estaba sujeta al antebrazo por medio de un cartucho adaptado al mismo. Así, podemos observar la innovación que poco a poco se ha ido dando en el uso de prótesis ortopédicas: des prótesis rústicas de madera, que con el paso de los años se fueron mejorando, combinándose con metales. Hasta la actualidad, que las prótesis han llegado hasta el punto de poder ser inteligentes y camuflarse totalmente como una parte más del cuerpo.

Tipos de prótesis

Hoy en día existen diversos tipos de prótesis, utilizadas dependiendo de las necesidades de cada uno. Así, se pueden clasificar según la zona del cuerpo en la que se encuentren, los materiales que se han utilizado, o la energía que utilizan. Tomando en cuenta esta última clasificación, podemos dividir los tipos de prótesis en:

  • Prótesis mecánicas: dispositivos que se utilizan con la función de apertura o cierre voluntario por medio de un arnés el cual suele sujetarse alrededor de los hombres, parte del pecho y parte del brazo controlado por el usuario.
  • Prótesis eléctricas: Usan motores eléctricos en el dispositivo terminal, muñeca o codo con una batería recargable.
  • Prótesis neumáticas: actualmente están en desuso. Estas prótesis eran accionadas por ácido carbónico comprimido, lo que proporcionaba una cantidad abundante de energía.
  • Prótesis mioeléctricas: prótesis desarrolladas con una combinación de las dos primeras y que permiten ser controladas muscularmente.

Ventajas de usar prótesis ortopédicas

Cuando una persona padece alguna deficiencia física, es frecuente recurrir a su uso. Nos permiten reemplazar una parte del cuerpo que haya sido perdida por la causa que sea, por lo que su principal uso es con fines estéticos. Actualmente, los sistemas protésicos mioeléctricos son los que llegan a proporcionar un mayor grado de satisfacción y rehabilitación. Esto se debe a la ventaja de que solo requieren que el usuario flexione sus músculos para su uso. Sintetizan el mejor aspecto estético con una gran fuerza y velocidad de presión.

Otras ventajas que tienen las prótesis ortopédicas son:

  • Energía: diferentes estudios se han enfocado en estudiar la cantidad de energía gastada por una persona al caminar con una prótesis ortopédica y al caminar con muletas. La conclusión a la que se llegó es que, cuando la prótesis de la pierna se encuentra bien ajustada y el paciente tiene una marcha satisfactoria, gastará menos energía caminando con ella que con la utilización de muletas.
  • Autonomía: las personas que utilizan prótesis ortopédicas son, dentro de sus posibilidades más autónomas. Su uso facilita la realización de acciones necesarias para el día a día aunque pueden llegar a requerir un mayor esfuerzo.
  • Movilidad: en el caso de las personas con una pierna amputada, o ambas, las prótesis permiten una movilidad superior, por ejemplo, que una silla de ruedas. Permite la opción de subir escaleras o acceder a áreas que no son accesibles para la silla.
  • Estética y seguridad: según la asociación The Amputee Coalition of America (una asociación norteamericana de personas amputadas), aquellas personas que carezcan de alguno de sus miembros se sienten menos disconformes con su condición al utilizar una prótesis ortopédica gracias a que tienen una mayor facilidad para mezclarse entre la multitud.

En cuanto a las desventajas, nos encontramos con el factor económico. Pero, aun así, las opciones son amplias en la actualidad, lo que lleva a que sea más sencillo encontrar la prótesis perfecta que se adecue a tus necesidades.

Cómo mantener una prótesis ortopédica

El uso de materiales resistentes lleva a que estas prótesis aguanten sin problema, pero aun así, hay una serie de recomendaciones para incrementar su vida útil:

  • Evitar el contacto con cualquier herramienta punzo-cortante: el material, para camuflarse, en muchas ocasiones está realizado con materiales que simulan la piel. Por ello, todo aquello que pueda herir la piel también puede afectar a las condiciones estéticas de una prótesis.
  • Evitar exponer la prótesis a altas temperaturas: antes contenían carbón, lo que hacía que aguantasen peor el calor. Ahora, aunque su uso no es tan habitual y aguantan mejor una temperatura elevada, es recomendable evitar su exposición continuada a las altas temperaturas.
  • Cuidarla como cualquier parte del cuerpo: los cirujanos recomiendan que la cuidemos tal y como haríamos con otra parte de nuestra anatomía. De esta forma, aseguraremos su duración el máximo tiempo posible.

De esta forma, las prótesis cada día son más innovadoras y facilitan cada vez más el día a día las personas que carezcan de alguna extremidad. Su utilidad es muy amplia; permite que las personas tengan una movilidad casi completa y además ayudan a que el autoestima aumente y las personas se reincorporen al entorno social y tengan, en consecuencia, un mejor estilo de vida. De todos modos, su uso no es obligatorio. Por ello, muchas personas optarán por no adaptarlas en su vida.

Estos son algunos consejos sobre las ventajas de utilizar prótesis ortopédicas. Si aún tienes dudas, te invitamos a que visites a profesionales. Ellos te aconsejarán y explicarán con más detalle todo aquello relacionado con las prótesis.

Desde Farmacia Octavio García os deseamos que paséis una feliz semana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies