Tipos de vitaminas y sus beneficios

Desde que somos niños hemos escuchado lo importantes que son las vitaminas para un desarrollo correcto y sano del organismo. Pero, ¿realmente sabemos qué son y qué aportan a nuestro cuerpo? Hoy queremos que salgáis de dudas con nosotros. Por ello, os vamos a explicar en detalle todos los tipos de vitaminas y sus beneficios. De esta manera buscamos familiarizar a la población con la nutrición y hacerla más concienzuda a la hora de tomar una decisión u otra a la hora de tomar una comida específica.

A la hora de dividir los nutrientes que ingerimos para el organismo podemos dividir dos grandes categorías: macronutrientes y micronutrientes. Los macronutrientes son fundamentales para el funcionamiento del organismo. Están formados por las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Por otro lado, los micronutrientes no aportan energía en la medida que lo hacen los macronutrientes pero son de vital importancia para el funcionamiento del organismo. Están compuestos por las vitaminas, los minerales y los oligoelementos.

Hoy nos centramos en las vitaminas, ese compuesto de los micronutrientes que tan fundamental es para nuestro día a día. Para introducirnos en este concepto vamos a comenzar definiendo el concepto. Las vitaminas son compuestos orgánicos existentes en diferentes tipos de alimentos y que son necesarias para el correcto funcionamiento de las funciones vitales del organismo.

El objetivo que tiene el hecho de introducir vitaminas en nuestro cuerpo no es otro que prevenir las deficiencias. La importancia de una dieta equilibrada radica en que no existe un solo alimento capaz de proporcionarnos todas las vitaminas que requiere nuestro sistema. Por ello, debemos seguir una dieta equilibrada basada en frutas y verduras puesto que, como veremos ahora, son uno de los principales alimentos que proporcionan vitaminas a nuestro cuerpo.

Una de las funciones principales de las vitaminas es asimilar otros tipos de nutrientes que ingerimos. Las vitaminas contribuyen a la formación hormonal y ayudan a incrementar el nivel de glóbulos rojos en sangre. Además, contribuyen ayudan a que el sistema metabólico funcione con normalidad. El nivel de vitaminas en los alimentos puede sufrir un impacto al cocinarlos. Por ello uno de los principales consejos que os damos desde Farmacia G2O es ingerir estos productos frescos.

Son muchos los tipos de vitaminas y sus beneficios. Pero principalmente podemos hacer dos grandes distinciones: vitaminas hidrosolubles y vitaminas liposolubles.

Vitaminas hidrosolubles

Las hidrosolubles hacen referencia a aquellas que, como su propio nombre indica, se pueden disolver en agua. Existen en alimentos cuya matriz alimentaria está principalmente formada por agua. Un dato destacable es que este tipo de vitaminas no se almacenan en el cuerpo. Es decir, las expulsamos del mismo mediante la orina.

Entre las vitaminas hidrosolubles se encuentran:

Vitamina C

La principal función de esta vitamina es absorber el hierro y contribuir al mantenimiento saludable del tejido corporal. Además, es la vitamina que ayuda a que las heridas se regeneren. La vitamina C la podemos encontrar en alimentos como las naranjas, pomelos, pimientos o kiwis.

Vitamina B1

Su objetivo es asistir a las células con el objetivo de convertir los hidratos de carbono ingeridos en la comida en energía. Además, sirve de auxiliar en la asimilación de los ácidos grasos. Esta vitamina la podemos encontrar en alimentos como la carne, cereales, frutos secos, frutas y verduras entre otros.

Vitamina B2

Contribuye a la formación de los glóbulos rojos. Otro tipo de ayuda que ofrece este tipo de vitaminas es en la liberación de la energía que nos aportan las vitaminas. Se puede encontrar en alimentos como hígado de cordero, queso de cabra o leche de vaca.

Vitamina B3

Ayuda a mantener el buen funcionamiento del sistema nervioso, reduce el colesterol y contribuye a eliminar las toxinas del cuerpo. Se puede encontrar en alimentos como carne, pescado azul, cereales o legumbres.

Vitamina B5

Esencial para el metabolismo, ayuda en la síntesis hormonal y del colesterol. Se puede encontrar en alimentos como brócoli, pollo, champiñones, batata o aguacate entre otros.

Vitamina B6

Al igual que la vitamina B2, esta también ayuda a la creación de glóbulos rojos. Además, mantiene el buen funcionamiento cerebral. Esta vitamina se encuentra en alimentos como atún, salmón, nueces, legumbres o plátano entre otros.

Vitamina B8

Otra vitamina que ayuda en la síntesis de los carbohidratos y en su transformación en energía. Esta la podemos encontrar en alimentos tales como la yema de huevo, carne, lácteos, pescado,  frutos secos y verduras entre otros.

Vitamina B9

Juega un papel muy importante en cuanto a la síntesis del ADN. Esta la podemos encontrar en las hortalizas de hojas verdes entre las que destacarían las espinacas, lechuga, coles de Bruselas. También en frutas como el melón, naranja o plátano.

Vitamina B12

Tiene un rol muy importante en cuanto al mantenimiento del sistema nervioso y la formación de glóbulos rojos. Se encuentra en productos de origen animal como puede ser la carne, el pescado, huevos o productos lácteos.

Vitaminas liposolubles

En cuanto a las vitaminas liposolubles, cabe destacar que son vitaminas son que se disuelven en un material diferente al agua. En este caso nos referimos al aceite y las grasas. Se encuentran en productos cuya matriz alimenticia está provista principalmente de ácidos grasos.

Entre las vitaminas liposolubles se encuentran:

Vitamina A

Su función es contribuir al crecimiento y correcto mantenimiento de diferentes partes del cuerpo como son los dientes, tejidos óseos, la musculatura y la piel. Principalmente se encuentra en las frutas, verduras y hortalizas.

Vitamina D

Esta vitamina es muy conocida por su vínculo con la radiación solar. La obtenemos a través de los rayos ultravioletas. Previene las infecciones bucales y deformaciones en el tejido óseo. Se puede encontrar en alimentos como pescado azul, huevos o leche entre otros.

Vitamina E

Participación activa en la protección de lípidos. Genera un efecto de protección. Se puede encontrar en los aceites vegetales, frutos secos, aguacate o pescado entre muchos otros.

Vitamina K

Contribuye a mejorar la salud de los huesos y tejidos del cuerpo. Los alimentos donde podemos encontrar esta vitamina son en la coliflor, la alfalfa o yema de huevo entre otros.

En total son 13 los tipos de vitaminas que existen. Se agrupan en las dos categorías que hemos comentado. Esperamos que este post os haya servido para aprender con nosotros. Si tenéis alguna duda acerca de los tipos de vitaminas y sus beneficios no dudes en ponerte en contacto. ¡Nos vemos en el próximo post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.