¿Qué nutrición llevar cuando se hace ejercicio?

La alimentación es parte fundamental del ejercicio. Todos hemos visto a deportistas comiendo cierto tipo de alimentos en el descanso de un partido. De esta manera, se aseguran los nutrientes necesarios para conservar su nivel de juego con una recuperación correcta. Evitar las lesiones y otros problemas de rendimiento comienza por una nutrición correcta y adaptada al ejercicio físico.

Todos sabemos que la energía necesaria para realizar ejercicio físico proviene de los alimentos que ingerimos. Los carbohidratos y proteínas proporcionan las calorías que necesitamos para el ejercicio físico. Por eso, nuestra dieta deberá potenciar aquellos nutrientes que más necesitamos. Sin ellos, estaremos cansados y a largo plazo aumenta el riesgo de lesiones y enfermedades.

El problema está en que no todos necesitamos siempre la misma cantidad de nutrientes: varía las características de nuestro cuerpo, la actividad física y, por tanto, los objetivos que queremos alcanzar con el ejercicio. Por tanto, hay que adaptar la alimentación al ejercicio que vamos a realizar, acorde a los resultados que esperamos conseguir con nuestro ejercicio.

En primer lugar, los niveles de energía varían según la edad y el sexo. En general, un hombre adulto necesitará entre 2.000 y 2.400 Kcal diarias, cifra que se reduce a 1.800-2.100 Kcal en el caso de la mujer. Habrá que ajustar estas cifras con el nivel de actividad que realizamos a diario, además de nuestro objetivo. Si queremos bajar de peso, habría que reducir las calorías siempre con control médico: perder kilos no consiste en contar calorías, aún más en el caso de que realizamos ejercicio físico intenso.

De hecho, los alimentos tienen efectos muy diversos según sus nutrientes. Así, en líneas generales se puede afirmar que la ingesta de proteínas y carbohidratos se recomienda para aumentar masa muscular. Si las proteínas se acompañan de vegetales, por el contrario, nos enfocamos más hacia la pérdida de grasa. Como se puede ver, estos efectos vienen determinados por los nutrientes y no por las calorías, por lo que no podemos limitarnos a contar el valor energético de los alimentos.

Los efectos de los nutrientes sobre el rendimiento del cuerpo humano es una cuestión en continuo desarrollo. La medicina deportiva estudia cómo aprovechar las cualidades de los alimentos para mejorar el ejercicio físico a la vez que se reduce el riesgo de lesiones y otros problemas. Por eso, recomendamos acudir siempre a profesionales que conocen las novedades de este campo y saben perfectamente cómo trabajar. Muchos aficionados tienen páginas en internet donde comparten aquello que les ha funcionado a ellos, pero no tienen por qué ser así para el resto de personas.

Por otra parte, solo un profesional nos podrá ayudar a conseguir el objetivo que buscamos con el ejercicio físico. Tanto si se trata de perder peso como de conseguir masa muscular, el dietista es la persona adecuada para recomendar una alimentación correcta. Gracias a una nutrición equilibrada y enfocada hacia nuestra práctica deportiva, llegaremos antes a nuestras metas si nos apoyamos en las recomendaciones de nuestro médico o profesional de cabecera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies