Proteínas para aumentar la masa muscular - Farmacia G2O

Proteínas para aumentar la masa muscular

En el post de hoy os hablamos acerca de las proteínas para aumentar la masa muscular. Sabemos que muchos de vosotros y vosotras estáis en proceso de lograr cambios en vuestro cuerpo. Sin embargo, queréis hacerlo de la forma adecuada, sin dietas milagro ni pastillitas especiales. Por eso, hoy os contamos que proteínas debéis tomar si vuestro propósito es aumentar la masa muscular.

Qué es la masa muscular

En primer lugar, debemos saber con exactitud qué es lo que queremos aumentar. La masa muscular es la parte del cuerpo que está formada por el total de los músculos. Sin embargo, estos se dividen en tres tipos:

  • Cardíaco o miocardio: es el encargado de hacer que bombee el corazón y su contracción es involuntaria, ya que es el que controla los latidos
  • Liso: es el que protege las partes internas del cuerpo, que no necesitan movimientos de tipo voluntario, es decir, los órganos por ejemplo
  • Esquelético: es el que denominamos como músculo cuando hablamos de él, es decir, es el que podemos tonificar y nos otorga la posibilidad de movimientos

Debido a esto, podemos decir que el único músculo que podemos tonificar y apreciar sus cambios de manera externa es el músculo esquelético. A pesar de esto, hay que tener en cuenta que para que el cuerpo funcione correctamente, deberemos tener en buena forma los 3 tipos, ya que sino pueden aparecer otro tipo de problemas.
Sin embargo, debido a la capacidad de moldear el cuerpo que nos otorga, nos vamos a centrar en el músculo esquelético.

Cuántas proteínas tomar para aumentar la masa muscular

Primeramente, queremos destacar que todos debemos ingerir una serie de proteínas diariamente para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Esta cantidad deberá estar en torno a los 0,8kg de proteína por cada kilo de peso. Si bien, hay que tener en cuenta que esta sería la cifra necesaria para alguien que no practica deporte de manera habitual. Por ello, esta cantidad hay que adaptarla al nivel de exigencia muscular de cada uno.

Por otro lado, si lo que queremos es aumentar el volumen de nuestro músculo, es lógico pensar que deberemos superar la cantidad mencionada. Sin embargo, esta cantidad no debería exceder de los 1,5 kg de proteína por cada kilo de peso. Además, una parte importante es que en la medida de lo posible, esta ingesta se reparta a lo largo de todo el día. Es decir, que no se haga toda en una sola comida, sino que sea de manera continuada.

Si lo que queremos es que toda la ingesta sea natural, deberemos hacerlo a través de alimentación. Mientras que si por el contrario necesitáis un extra porque con la alimentación no es suficiente, deberéis recurrir a suplementos proteicos.

Tipos de proteínas

Naturales

Son las que encontramos de forma natural en los alimentos. Es decir, pertenecen a la composición original de estos. Entre ellas, podemos encontrar las de origen animal y vegetal.

Las de origen vegetal son aquellas que deberían estar presentes en todos los tipos de dieta. Ya que, pueden ser ingeridas por todas las personas que tienen alguna restricción debido a creencias o intolerancias. Algunos ejemplos de ellas las encontramos en legumbres (lentejas, judías…), semillas (chía, cáñamo…), frutos secos (sésamo, almendras, pipas…).

Por otro lado, las de origen animal son, como su nombre indica, las presentes en alimentos animales. Tradicionalmente siempre se ha pensado que la carne es el alimento que más proteínas contiene, y sin embargo algunos vegetales poseen más. Lo mismo sucede con el pescado. Por ello, si tomáis alimentos de origen animal podréis encontrarlas en ellos, pero sin no los incluís en vuestra dieta tampoco tenéis que preocuparos ya que os quedarán las vegetales.

Artificiales

Denominamos artificiales a aquellas que no están presentes en la matriz del alimento al ingerirlo de una pieza. Es decir, algunas de ellas provienen de alimentos pero estas se ingieren de forma triturada o en batidos, lo que permite que en una cantidad pequeña se incluyan muchas diferentes. Las fuentes más famosas son las claras de huevo, la soja o el suero lácteo.

Para su elección hay que tener en cuenta la velocidad de absorción de las proteínas, el origen, la composición nutricional o las intolerancias. Además, es un sector en el que está surgiendo mucho intrusismo, por lo que debéis aseguraros bien de lo que tomáis, y sino, preparadlo con vuestras propias manos.

Como siempre os decimos, y sobre todo en lo referente a salud, tened cuidado. Es preferible ir despacio pero seguros y consultar todas las dudas a un profesional, ya que no todas las personas somos iguales ni mucho menos nuestros cuerpos.

Por ello, ya sabéis que si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en transmitírnosla. Estaremos encantados de ayudaros. Podéis encontrarnos en Farmacia G2O en Zaragoza.

¡Nos vemos en el próximo post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies