Perder peso sin pasar hambre - Farmacia G2O

Perder peso sin pasar hambre

En el post de hoy vamos a contaros el secreto para perder peso sin pasar hambre. Todos hemos oído hablar de las famosas dietas milagro, o incluso las hemos probado en alguna ocasión. Pero ya sabemos que los milagros no existen. Por eso, queremos daros una serie de trucos que os faciliten el proceso de la pérdida de peso sin tener que morirse de hambre y evitando el temido efecto rebote.

Cómo funciona la pérdida de peso

En primer lugar, debemos saber que en la pérdida de peso influyen muchos factores. Algunos de ellos son la edad, la genética, la composición corporal… Pero podemos decir que esta se basa en dos componentes: la grasa y el músculo. Esta distinción es muy importante, ya que puede bajarse de peso a base de disminuir alguno de estos dos, y, sin embargo, los resultados no son los mismos.
La pérdida de peso consiste en la disminución del volumen de grasa y/o músculo que se encuentra presente en el cuerpo. Esto permite que, al existir una menor cantidad de estos a nivel interno, se aprecie una disminución en el volumen externo.

Qué hacer para perder peso

Como hemos comentado, en la pérdida de peso influyen dos factores: la grasa y el músculo. Es por ello por lo que vamos a hacer una distinción entre ambos para que se adecue en mejor medida a vuestro propósito.

Perder grasa

La pérdida de grasa no se obtiene con la misma velocidad e intensidad en todas las personas. En base a esto, podemos observar que las personas que tienen un mayor peso, serán capaces de perder la grasa inicial de forma más rápida, mientras que quienes tengan un peso menor tardarán más en apreciar los resultados.
La pérdida de grasa puede lograrse a través de una serie de factores:

  • Buena alimentación
  • Ejercicio
  • Vida activa
  • Sueño adecuado

Primero, es necesario mantener unos hábitos alimenticios saludables que nos permitan saciarnos de una forma adecuada. Para ello, hay que basar más de la mitad de nuestra alimentación en vegetales, ya que poseen un gran efecto saciante a la vez que cuentan con pocas calorías y numerosos beneficios en cuanto a macronutrientes. Además, trata de reducir en la medida de lo posible el consumo de grasas y la sobrealimentación a base de hidratos de carbono.
Segundo, realiza ejercicio de manera habitual, siendo especialmente recomendable para la pérdida de grasa el cardio (ya por todos conocido).
Tercero, mantente activo en el día a día, por ejemplo, ve andando o en bici a trabajar, bájate una parada antes del transporte público o sal a dar un pequeño paseo.
Por último, mantén una rutina de sueño lo más estructurada posible, ya que el cuerpo se acostumbrará a las horas y momentos del día, sabiendo él solo cuando debe realizar los procesos digestivos.
Sin embargo, no hay que pensar que con cumplir uno de ellos de manera correcta será suficiente, ya que, en ocasiones, habrá personas que experimentarán mayores dificultades para lograrlo.

Perder músculo

Al igual que sucede en la pérdida de grasa, la pérdida de músculo está muy vinculada a la alimentación y al ejercicio.
Primero, en lo que a la alimentación se refiere, el músculo se ve especialmente favorecido por la ingesta de proteínas, presentes en alimentos como la carne, los huevos o los lácteos. Por el contrario, cabe resaltar que si sustituyes tu ingesta de proteínas por hidratos de carbono únicamente conseguirás engordarte, por lo que la opción más viable es sustituir las proteínas por alimentos de origen vegetal.
Segundo, si quieres disminuir tu masa muscular a través de modificaciones en tu rutina deportiva, lo que deberás hacer será reducir los pesos con los que ejercitas tus músculos. Esto provocará que tus músculos deban hacer un esfuerzo menor y por consiguiente disminuirán su volumen.

Recomendaciones

  • No te obsesiones
  • Distingue entre el peso y la composición corporal
  • No optes por pasar hambre, ya que esa nunca es la solución
  • Infórmate únicamente con fuentes fiables
  • Ten paciencia

Conclusiones

Lo más importante que debemos tener en cuenta a la hora de modificar nuestro aspecto físico (en cualquiera de sus formas) es que debe tratarse de un proceso lento y con lógica. Esto se debe a que un cambio brusco en el peso o composición corporal en un período reducido de tiempo solo puede indicar problemas en un futuro.
Teniendo en cuenta todo lo mencionado, si queréis perder peso sin pasar hambre, seguid las pautas de los expertos, tomáoslo con calma; y si tenéis cualquier duda o inquietud no dudéis en preguntarnos, en Farmacia G2O estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites. Podéis encontramos físicamente en Zaragoza.
¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies