Pasos para una buena rutina de cuidado facial

Mantener una rutina de cuidado diario facial es imprescindible tanto por la mañana como por la noche. Es verdad que a veces puede dar pereza o tal vez no la prioricemos como deberíamos. Sin embargo, te vamos a explicar por qué es importante así como los pasos para una buena rutina de cuidado facial.

La utilidad de este cuidado no se centra únicamente en las mujeres, los hombres también deben cuidarse la piel. Además, los pasos a seguir son los mismos aunque siempre recomendamos preguntar a un profesional específicamente por productos acorde con tu tipo de piel. Además, ésta no varía únicamente de un sexo a otro sino que cada piel debe necesitar unos cuidados u otros.

Beneficios del cuidado facial

En primer lugar, para animarte a comenzar esta rutina, te explicamos cuáles son los beneficios de hacer esto todos los días. 

  • Permite la oxigenación de la piel
  • Retrasa la aparición de arrugas, pues la hidratación en la piel es imprescindible 
  • Piel más luminosa, brillante y nutrida
  • Ayuda a disminuir la apariencia del cansancio
  • Disminución de grasa, puntos negros y otras imperfecciones
  • Piel más suave y tersa
  • En caso de maquillarse, la piel limpia acepta y luce más el maquillaje

Estos son motivos suficientes para comenzar una rutina pero, aún así queremos transmitirte un último motivo más. Dedicarte un tiempo para tu cuidado personal diario, mejorará tu salud mental y tu autoestima, pues es imprescindible dedicar tiempo a uno mismo. 

Sigue los siguientes pasos por la mañana y por la noche:

1. Desmaquillarse

Para limpiar la piel de los restos de maquillaje, es imprescindible utilizar un desmaquillante específico para tu tipo de piel. Así pues, éste variará entre pieles secas, mixtas o grasas. Por otro lado, para evitar irritaciones en el contorno de ojos, utiliza un producto específico para esta zona. 

2. Limpiador y exfoliante

Para la limpieza nocturna, utiliza un limpiador que elimine todas las impurezas que el maquillaje no pueda eliminar. En cambio, por la mañana recomendamos el uso de un exfoliante en polvo. Para aplicarlo solo tienes que poner una pequeña cantidad en tu mano, mojarlo y emulsionará. Esto permitirá eliminar todas las células muertas que se hayan originado durante la noche. 

3. Tónicos 

El tónico es un producto fundamental que muchas veces pasa desapercibido. Su importancia radica en el hecho de que prepara la piel para su posterior hidratación. No es un limpiador y es importante utilizar tónicos que no lleven alcohol, que refresque y tonifique. 

4. Hidratantes

Este es el paso estrella de la rutina donde incluimos una gran variedad de productos que puedes utilizar. No quiere decir que tengas que utilizar todos estos productos, sino que puedes usar los que más te convengan o te gusten. Aquí incluimos por tanto: sérums, lociones, cremas hidratantes y contorno de ojos. Por la mañana recomendamos utilizar una crema para pieles estresadas y por la noche una que permita descansar la piel.

Por otro lado, es imprescindible utilizar adicionalmente una crema solar de protección +50. Esto es realmente importante durante todos los días del año, no exclusivamente en verano. Protegiendo nuestra piel de su mayor enemigo, el sol, evitará el envejecimiento de ésta. 

Además os recomendamos leer este artículo sobre la utilización de la crema solar en verano.

Y hasta aquí el post de hoy sobre los pasos para una buena rutina facial que deberías seguir para cuidar tu piel. Esperamos que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. No os olvidéis de visitar otro de nuestros blogs si te interesan artículos relacionados. ¡Nos vemos en el próximo!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.