La importancia de hidratarse la piel - Farmacia G2O

La importancia de hidratarse la piel

En el blog de hoy os vamos a hablar de la importancia de hidratarse la piel. Mantener  una piel hidratada no es solo esencial para la apariencia, sino también para la salud. La piel es la línea de defensa que tiene nuestro cuerpo ante factores externos a los que estamos expuestos como el frío, el viento, la contaminación, etc. Por ello, es común no protegerla tanto como deberíamos. Tener una piel bien hidratada permite que la epidermis luzca una apariencia fresca, juvenil y lisa; un aspecto común que se ve cuando le falta hidratación a la piel es que la textura es tirante, arrugada y propensa a la descamación.

La importancia de hidratarse la piel

La importancia de hidratarse la piel no excluye el tipo de piel que tengas. Siempre la tienes que hidratar. La tengas gasa o seca, tus células y tejidos siguen necesitando agua para defenderse de los factores externos antes mencionados que pueden llevar a acelerar el envejecimiento de la piel. Esto se debe a que el agua es la única sustancia capaz de aumentar la elasticidad de la capa de células externas de la dermis para conseguir que la piel luzca suave y tersa. Pero no todo se soluciona bebiendo agua.

Métodos para mantener hidratada la piel

Para lograr una buena hidratación lo importante es beber abundantes líquidos, sobre todo en épocas de mayor calor en las que sudamos más, como por ejemplo el verano. Además, esto se puede (y se debe) complementar con cremas hidratantes de forma habitual que protejan nuestra piel, principalmente cuando nos exponemos a condiciones extremas de frío o de calor. Debemos tener en cuenta que estas necesidades se acrecientan con el paso del tiempo ya que la piel conforme pasan los años es menos activa. Esto quiere decir que pierde, en cierta medida, la capacidad de retener el agua y se seca más fácilmente.

Además, no solo afectan a la piel factores externos naturales, sino que también artificiales como la calefacción o el aire acondicionado. El tabaco o el alcohol también son bastante dañinos.

Por todo ello, se recomiendan diversos métodos de hidratación de la piel:

  • Hidratar la piel tanto desde el exterior como desde el interior. Desde el exterior, como ya hemos comentado, se puede hacer mediante el uso de cremas hidratantes que protegen la piel de factores externos haciéndola lucir tersa, suave y luminosa.
  • Además, debemos mantener una alimentación correcta en la que se incluyan frutas y verduras con frecuencia ya que son indispensables para aportar hidratación natural al cuerpo. Por otro lado, debemos tratar de no comer en exceso grasas o comida denominada basura.

¿De dónde viene la importancia de hidratarse la piel?

Como ya hemos dicho, el mantener hidratada la piel no es solo cuestión de belleza y estética, sino también de salud. La principal causa de tener un aspecto apagado es la deshidratación de la piel. Por ello, es importante poner en práctica los métodos recomendados anteriormente. De esta forma, alcanzaremos una serie de beneficios que te vamos a enumerar ahora:

1. La piel se vuelve más resistente

Con una buena hidratación conseguimos que los niveles de agua en la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo estén protegidas de los agentes externos. Para conseguir una piel tersa y resistente es importante hidratarse tanto desde el interior como el exterior, como ya hemos comentado. Desde Farmacia G2O recomendamos el uso de crema tanto de día como de noche y tratar de beber entre 1 y 2 litros de agua al día para conseguirlo.

2. Previene la sequedad

En épocas en que la climatología es más extrema  lo mejor que puedes hacer es utilizar una crema hidratante nutritiva que ayuda a reparar y regenerar la piel.  De esta forma, conseguiremos combatir la deshidratación y el aspecto cetrino que puede tener la piel en invierno por el frío o en verano por el calor. Este tipo de cremas proporcionan una sensación refrescante a medida que se absorbe y no deja rastro de grasa, solo hidratación para mantener la piel sana.

3. Mejora su aspecto

Seguro que algún día has notado que tenías el rostro hinchado, áspero, con más granitos o puntos negros de lo habitual, ojeras muy marcadas, etc. Esto muchas veces se debe a que la piel no está suficientemente hidratada y es más sensible a las imperfecciones. Por ello, es importante mantener hidratada la piel del rostro. De esta forma, eliminaremos la retención de líquidos que se acumula en los párpados, evitaremos que aparezcan imperfecciones y lo más importante, devolveremos el brillo natural a nuestra piel.

4. Retrasa la aparición de arrugas

La piel deshidratada es el factor principal que conduce al envejecimiento prematuro de la piel. Al debilitarse la piel, se seca y pierde colágeno, lo que conlleva una aceleración en el proceso de envejecimiento. Parece que usar cremas es para personas mayores, peor no. Aunque la edad natural de empezar a usarla ronda los 30 años, expertos recomiendan que se empiece antes ya que, como bien sabemos todos, más vale prevenir que curar.

En conclusión, esperamos que con este blog os hayamos concienciado con la importancia de hidratarse la piel. No esperéis ni un minuto más en empezar a poner en práctica los consejos mencionados. Si queréis saber más, podéis leer más contenido relacionado que encontraréis en nuestra página web o venir a visitarnos a Farmacia G2O.

¡Un saludo y hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies