Estrías durante el embarazo

Estrías durante el embarazo

En el post de hoy os hablamos sobre las estrías que aparecen durante el embarazo. En este periodo el cuerpo de la mujer cambia y se adapta para formar a un ser humano.

¿Qué son las estrías?

Las estrías son líneas o surcos que aparecen en la piel cuando esta es sometida a cambios bruscos de volumen. Por ello, son frecuentes en los embarazos, aunque también se presentan cuando una persona engorda rápidamente o se modifica el volumen de la masa muscular. Al principio tienen un color rosáceo, que se va aclarando con el tiempo para finalmente quedarse en un tono blanquecino. Su tamaño puede variar, pero en general miden entre uno y tres centímetros de largo y entre uno y cinco milímetros de ancho. No presentan dolor ni molestias.

¿Por qué aparecen las estrías durante el embarazo?

Las estrías aparecen por la falta de elasticidad de la piel, ya que durante el embarazo ésta tiene que estirarse mucho. En esta etapa llena de cambios corporales es inevitable que algunos afectan a tu piel. Esta se estira mucho y es fácil que se produzcan pequeñas roturas por la falta de elasticidad y que al final aparezcan estrías en el pecho, en la tripa o en las caderas.

Además, existen algunos factores de riesgo relacionados con la aparición de estrías, como pueden ser:

  • Un IMC (índice masa corporal) elevado al comienzo del embarazo. Un valor de este indicador elevado se encuentra entre 25 y 29,9 que se considera sobrepeso y a partir de 30 obesidad
  • Ganancia de peso excesiva durante el embarazo. El aumento de peso es totalmente normal y saludable durante esta etapa, sin embargo, no cuidar la alimentación puede acarrear un aumento de peso demasiado grande. Lo que puede favorecer la aparición de estrías.
  • Edad gestacional, a medida el feto se va gestando la barriga aumenta progresivamente, por lo tanto, el riesgo de aparición de estrías es mucho mayor a partir de la semana 24.
  • Edad materna, se ha demostrado que la aparición de estrías tiene una relación inversa con la edad de la madre. Esto quiere decir que cuanto más mayor sea la mujer en el momento de quedarse embarazada, menor será el riesgo de aparición de estrías.
  • Embarazo gemelar, el tamaño de la barriga será mayor por lo tanto la piel deberá estirarse mucho más.
  • Polihidramnios o peso fetal elevado (por el mismo motivo que en los embarazos gemelares, las barrigas que más se distienden tendrán más riesgo de que salgan estrías)

¿Qué podemos hacer para prevenirlas?

La clave está en la prevención y cuanto antes se empiece, mejor. Para mantener la piel hidratada es fundamental aplicar una crema hidratante o un aceite indicado para embarazadas al menos dos veces al día, aunque lo recomendable es llevar siempre a mano un botecito para aplicarlo en el momento en que se empiece a notar la piel tirante.
Las cremas antiestrías pueden resultar muy útiles ya que aportan a la piel sustancias que favorecen la formación de fibras elásticas y colágeno. La centella asiática o la rosa mosqueta son componentes que ayudan a que la piel sea más elástica. Los aceites esenciales también son grandes aliados durante el embarazo, ya que cuentan con proporciones altas de elementos que favorecen la elasticidad y, por tanto, ayudan al cuerpo a prepararse para el futuro crecimiento de la barriga.

Desde Farmaciag2o os damos algunos consejos para prevenir la aparición de estrías durante el embarazo.

  1. Es fundamental hidratar la piel dos veces al día para que conserve su elasticidad natural y esté preparada para resistir la distensión producida por el aumento de volumen corporal en el embarazo.
  2. Bebe mucha agua. No esperes a tener sed. Al beber agua hidratamos la piel desde el interior y favorecemos su elasticidad. Además, beber agua es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  3. Haz ejercicio regularmente. Mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel así que, ¡a trabajar!
  4. Evita la exposición al sol. Utiliza siempre un buen protector solar y, después, una loción after sun hidratante.
  5. Masajea la piel. Los masajes circulares en las zonas conflictivas –pecho, caderas, tripa y muslos- al aplicar la crema antiestrías. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.
  6. Alimentación sana y equilibrada. Es muy importante tomar proteínas –carne y pescado- y alimentos ricos en vitamina A, E, C y en magnesio.
  7. Utiliza un sujetador que se adapte al tamaño del pecho. Ayudará a la piel a enfrentarse a los grandes cambios de volumen de esta etapa.
  8. Sigue usando la crema antiestrías dos o tres meses después del parto, hasta que la piel vuelva a su estado natural. A veces, las estrías aparecen después de tener al bebé.
  9. No fumes. El tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.
  10. No utilices tratamientos con Retinol-A, ya que no están recomendados para embarazadas ni para mujeres que dan el pecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies