Dieta Vegetariana - Farmacia G2O

Consejos para llevar una dieta vegetariana

La alimentación vegetariana es aquella en la que no se come animales y, por lo tanto, hablamos de una dieta que excluye la carne y el pescado. Es una dieta saludable como otra cualquiera, las razones por las que se lleva a cabo puede ser diversas y personales. Pero, a la hora de optar por el vegetarianismo como estilo de vida tenemos que conocer en qué consiste y algunos consejos que nos permitirán favorecer nuestra salud con una dieta de este tipo.

Tipos de dieta vegetariana

Al hablar de dieta vegetariana tenemos que tener en cuenta que no siempre nos estaremos refiriendo al mismo tipo de alimentación o únicamente una alimentación a base de vegetales, sino que existen diferentes tipos de vegetarianos. Entre ellos encontramos los llamados ovo-lacto vegetarianos, que son aquellos que incluyen en su dieta huevos y lecho o los veganos o vegetarianos estrictos. Estos son los que solo consumen alimentos cuya procedencia sea vegetal. Además, existen los crudívoros, que basan su dieta en alimentos sin cocción por lo que no consumen alimentos de origen animal ni almidones derivados de cereales que sólo se consumen cocidos.

Ventajas de la dieta vegetariana

Si nos fijamos en las personas cuya alimentación es poco flexible y solo incluyen en su dieta los alimentos de origen vegetal, es decir, no consumen lácteos, carnes o huevos, pero sí incluyen en su día a día legumbres, cereales, semillas, etc., nos encontraremos con las siguientes ventajas:

Entre los beneficios de este tipo de dieta se incluye el bajo aporte de grasas saturadas que contienen los productos de origen animal, así como el nulo aporte de colesterol que únicamente se encuentra en el reino animal. Además, con una dieta vegetariana estamos incluyendo una mayor cantidad de fibra, lo cual se ha asociado en diversas ocasiones a una menor prevalencia de cáncer de próstata y colon.

Por otro lado, se ha señalado que este tipo de dieta vegetariana tiene beneficios como su poder cardioprotector y su ayuda a prevenir la obesidad. Sin embargo, una dieta vegetariana no siempre va a ser saludable, porque, por ejemplo, podríamos seguir comiendo pasta o patatas fritas todos los días y, aunque no comamos carne, tampoco incluiríamos vitaminas. Tenemos que controlar la dieta para que pueda ser beneficiosa, de lo contrario, nos podremos encontrar con algunos problemas.

Desventajas de la dieta vegetariana

Entre los mayores riesgos de llevar una dieta vegetariana encontramos un mayor peligro a sufrir carencias de algunos micronutrientes, ya que el alto consumo de fibra lleva a que no se absorba de forma correcta los minerales y, además, hay nutrientes que son nulos en el reino vegetal.

Esto lo podemos ejemplificar con la vitamina B12, que se obtiene solo de productos cárnicos. Por lo tanto, los vegetarianos tienen una carencia de la misma y pueden sufrir anemia como consecuencia del déficit. Aun así se puede recurrir a suplementos o a la incorporación de algas a la dieta diaria para la obtención de esta vitamina. Otro riesgo es la carencia de hierro ya que el hierro que se obtiene de origen vegetal no se absorbe fácilmente.

A esto se suma el ácido graso omega 3 que destaca en pescados y, por ello, los vegetarianos deben buscar alternativas para la incorporación de este alimento en su dieta. Un ejemplo es el aceite de oliva o los frutos secos.

Por otro lado las proteínas de mejor calidad son de origen animal y por ello hay que buscar otras fuentes ricas en vitamina como podría ser la legumbre con cereales.

Consejos para favorecer la salud con una dieta vegetariana

  • Consumir a diario frutos secos: por ejemplo debemos aumentar el consumo de nueves o semillas. Son una excelente fuente de proteína y ácidos grasos monoinsaturados. Desde pepitas de calabaza, nueces, semillas de girasol o chía. Todas ellas son excelentes opciones para añadir a la ensalada. De igual forma, podemos tomarlos como snacks saludable para picar algo entre horas.
  • Cuida tus fuentes de calcio: para los veganos existen alimentos fortificados con calcio que son una buena opción para sustituir la leche o los huevos. Por ejemplo podemos tomar leche de soja o consumir verduras de hoja verde, que contribuyen al adecuado consumo de este mineral.
  • Busca recetas vegetarianas: Platos que igual piensas que ya no puedes comer por llevar carne pueden tener una receta alternativa sin producto animal. Por ello, podemos hacer versiones vegetarianas de platos típicos. Encontramos por ejemplo la lasaña vegetal, las hamburguesas de soja o la soja vegetariana. Solo es cuestión de buscar ya sea en libros, internet y atreverse a probar algo diferente.
  • Prueba nuevos alimentos: existen alimentos y preparaciones que no son tan comunes pero que están en alza y podemos encontrar en cualquier supermercado. Conocer un poco más sobre otros platos te puede dar ideas sobre ingredientes o preparaciones que puedes incluir en tu dieta diaria. Algunos ejemplos son el hummus, la sémola de trigo (cuscús) o la quinoa. Representan buenas alternativas de alimentos con un buen aporte de proteínas de origen vegetal.
  • Combina cereales con leguminosas: en el caso de un vegetariano estricto es muy importante obtener las proteínas de la combinación de los cereales con leguminosas. Puedes combinar arroz con lentejas, tortilla con frijoles, garbanzos y pasta, etc.
  • Tomar el sol: intenta hacerlo al menos 30 minutos al día para obtener vitamina D, lo que favorece a la absorción del calcio de origen vegetal. Ademas, la vitamina D se encuentra ampliamente en lácteos y pescados que no se incluyen en la alimentación vegetariana.

Lo importante está en el equilibrio

Así, seguir una dieta vegetariana, vegana o carnívora depende de cada uno, sus motivos personales y principios. No es malo no comer carne o comerla, lo importante es equilibrar la dieta para consumir todas las vitaminas y minerales que favorecen a nuestra salud. A partir de ahí, cada uno puede comer lo que prefiera.

Esperamos que este blog con consejos para llevar a cabo una alimentación vegetariana os sea de utilidad y, en el caso de que llevéis este estilo de vida, lo integréis en vuestro día a día. Si todavía hay alguna duda sobre el tema en nuestra Farmacia Octavio García os ayudaremos en lo que haga falta.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies