Cómo prevenir la leishmaniosis

¿Qué es la Lesihmania?

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria, el agente causante de esta es un parasito microscópico que se transmite a través de la picadura de un mosquito denominado flebotomo.

Estos mosquitos son el agente transmisor, es decir, sin la picadura de ese mosquito la enfermedad no se contagia.

Conoce al flebotomo

Como ya hemos nombrado anteriormente se trata de una especie de insectos nocturnos, los cuales tienen una mayor actividad al atardecer. Siempre y cuando las temperaturas no superen los 16 o 18ºC, no llueva ni haga tampoco viento.

Estos poseen unas características más distintivas en comparación con los mosquitos comunes. Pues bien. Este insecto destaca por su cuerpo peludo y por la posición que adquieren sus alas cuando está en descanso, en ángulo sobre el abdomen.

Su tamaño ronda entre los 2 y 3 mm de  longitud y tienden a ser de color amarillo.

Una de las curiosidades de este ser vivo es las hembras son las únicas en transmitir la enfermedad puesto que solo ellas se alimentan de sangre.

¿Dónde podemos encontrar este insecto?

Varía en función de tres aspectos: la temperatura, la humedad y la situación geográfica.

Las zonas en las que nos podemos encontrar con flebotomos son las regiones endémicas. Generalmente suelen encontrarse en el Mediterráneo y en Latinoamérica.

La época del año que más riesgo tiene es cuando comienza a hacer calor, a partir de mayo y hasta octubre aproximadamente, ya que los mosquitos en invierno se encuentran en estado de larvas. Sin embargo hay zonas en las que durante todo el año hace calor por lo que estas áreas siguen siendo peligrosas para nuestras mascotas.

Concretamente en las zonas más cálidas de España la supervivencia de este mosquito se prolonga durante todo el año.

Los efectos de esta enfermedad infecciosa sobre la especie cania son múltiples.

Como lesiones más frecuentes podemos encontrar lesiones de piel, cojeras alteraciones oculares, problemas digestivos, inflamación de los ganglios linfáticos, hemorragia nasal, adelgazamiento y problemas orgánicos graves

La enfermedad podría causar la muerte del animal cuando afecta a los órganos vitales del mismo, como puede ser el hígado o los riñones. Más del 15% de la raza canina en España sufre esta enfermedad y está cifra hasta el momento no deja de crecer según cuenta la Plataforma para la Prevención de la Leishmaniosis.

Cómo prevenir que el mosquito flebótomo ataque a nuestras mascotas:

Para evitar la picadura de este mosquito y consigo la propagación de la infección, debemos seguir unas pautas de cuidados caninos.

Es recomendable poner en tu lugar de vivienda unas mosquiteras cuyo diámetro sea inferior al tamaño de dicho insecto y así evitar que lo traspase.

También es muy importante proteger a tu mascota con collares repelentes o antiparasitarios. Ventajas de estos es que son fáciles de colocar y ejercen un efecto de larga duración, pueden durar hasta 3 meses lo que evita estar pendiente cada semana de los productos antiparasitarios que le tienes que dar al animal. Además puedes utilizarlo principalmente en los meses de mayor presencia del mosquito.

Es importante también no pasear a tu mascota por zonas donde haya agua estancada o sucia. Zonas con más probabilidad de haber flebotomos que en cualquier otra.

Evitar paseos caninos en horario y fechas de peligro. Es preferible no salir al atardecer y sobre todo entre Mayo y Octubre. Meses de temperaturas altas y clima cálido, perfecto para la presencia de estos insectos.

Es aconsejable fumigar los alrededores de la vivienda.

Y finalmente se puede considerar la opción de vacunar. Existe una vacuna específica para prevenir la Leishmania. Sin embargo esta vacuna es totalmente ineficaz para caninos que ya padecen la infección.

Considerar la opción de vacunar. Existe una vacuna específica para prevenir la Leishmania muy recomendable para perros q viven en zonas cálidas como son las tropicales.

¿Qué podemos hacer si nuestro perro ya tiene leishmaniosis?

Sí nuestra mascota ya padece esta enfermedad es necesario y de vital importancia visitar nuestro veterinario para que le proporcione un tratamiento y así poder recuperar la vida normal de tu mascota.

Sin embargo, tristemente no existen tratamientos definitivos para eliminar esta infección.

El proceso de evolución de una mascota que sufre la Leshmania es tan dispar como perros afectados. En efecto, en términos generales estas son las dificultades a las que os enfrentareis tu mascota y tú.

-Recuperación total:

Antes que nada debemos tener claro que la Leishmaniosis es una enfermedad que nunca se cura del todo, hoy en día no existe ningún medicamento que elimine de manera definitiva los parásitos del cuerpo del animal.

Poniéndonos en el mejor de los casos, podemos encontrar que con los tratamientos y prevenciones adecuados, un perro es capaz de convivir con esta enfermedad durante todo su ciclo vital.

También se puede dar el caso de animales capaces de frenar la infección sin recibir tratamiento, pero eso se debe a su sistema inmunológico. No todas las mascotas tienen las mismas defensas.

-Curación temporal con recaídas

Muchos perros recuperan su vida normal si han seguido un tratamiento adecuado. Significa que no podemos eliminar la infección por completo pero podemos y somos capaces de frenar los signos de esta

Los animales que padecen la infección a simple vista puede parecer que gozan de una salud plena e incluso las analíticas pueden reflejar lo mismo durante un tiempo pero este al final varía. En cualquier momento de su vida, el canino puede recaer y en el brotar de nuevo los síntomas de la enfermedad. Estos síntomas pueden ser iguales a los de la fase inicial o pueden ser totalmente diferentes. ¡No podemos despistarnos!

-Desarrollo fatal de la enfermedad

Es un dato cruel pero real que la Leishmania siga causando la muerte de muchos perros.

Esto sucede cuando los parásitos se extienden e infectan órganos vitales, tales como el hígado o el riñón. También tiene lugar cuando coexisten otras enfermedades además de la leishmaniosis. Lo que supone que la probabilidad de supervivencia de nuestra mascota se reduzca considerablemente.

A pesar de todo esto, no debemos perder la esperanza y dejar de luchar contra el flebotomo.

Por lo que es de vital importancia seguir los consejos de precaución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies