Cinco consejos para el cuidado de la piel

Tener conocimientos sobre el cuidado de la piel es importante, pues es nuestra mejor prenda y solo tenemos una. A todos nos preocupa cuando aparece una mancha o arruga nueva. Un día te miras en el espejo y te das cuenta que tienes una peca nueva, o algo diferente que antes no estaba.

Es normal que la piel envejezca con el paso del tiempo. Sin embargo, con unos cuidados sencillos y un estilo de vida más saludable podemos evitar que se acelere su deterioro.

Es importante cuidar la piel desde la infancia, no como una solución ante un problema presente. La concienciación es nuestra mayor aliada en este sentido, cuanto más temprana es, mejor a la larga.

A continuación os daremos unas pautas muy sencillas para cuidar y mejorar su estado. Seguro que en poco tiempo notaréis los cambios y vuestro yo del futuro os lo agradecerá.

Consejos para el cuidado de la piel

Todos en nuestro día a día realizamos una serie de hábitos que afectan a la salud de nuestra piel. Aunque no nos demos cuenta, a la larga generan grandes consecuencias permanentes, con pocas soluciones disponibles. Para evitarlo os recomendamos lo siguiente:

Evita el tabaco

Fumar genera mayor palidez y contribuye a formar arrugas. Además, reduce la cantidad de elementos presentes en nuestro cuerpo beneficiosos y necesarios para la piel. A todo ello se le suman las expresiones faciales hechas al fumar. Nuestros músculos faciales entran en juego y actúan en nuestra contra al fomentar la acentuación de arrugas.

El estrés afecta

Estar sometidos a situaciones estresantes también afecta a nuestra salud, incluida la piel. Debemos intentar controlar la situación y evitar entrar en largos periodos de estrés. El acné u otros problemas cutáneos pueden surgir derivados de nuestro malestar. Un buen descanso, afrontar los problemas con calma, o no pensar demasiado en las cosas nos ayudará a encontrarnos mejor.

La exposición solar

Encontrarse mucho rato bajo los rayos del sol sin protección solar produce arrugas, manchas y riesgo de padecer cáncer de piel. Para ello debemos tomar medidas y protegernos del sol. Por ejemplo, el uso de cremas o sprays con un mínimo factor 15 de protección solar o elegir sitios que ofrezcan sombra para evitar la exposición del sol en sus horas más intensas. Por último, llevar camiseta en la playa en horas de sol muy fuerte. Durante la realización de tareas a plena luz del día es cuando menos nos damos cuenta del tiempo que pasamos expuestos.

La dieta importa

Dependiendo de cómo sea nuestra alimentación podemos mejorar el aspecto de nuestra piel. Una dieta saludable tendrá efectos positivos en todo nuestro cuerpo.  Los alimentos nos aportan nutrientes muy útiles para lograr esta mejora. Además, una correcta hidratación también nos ayudará a vernos mejor.

Mantenimiento y limpieza

Su cuidado y limpieza deben tenerse en cuenta, ya que afectan directamente y son vitales para su cuidado. Nosotros te recomendamos que al afeitarte uses cremas o lociones, y cortes el pelo en la dirección que crece. Evita el uso de jabones o geles más fuertes y deja un poco de humedad en tu piel al secarte, a golpes suaves. El agua caliente al ducharte puede no ser una buena opción, emplea mejor agua tibia.

¿Y si tengo piel sensible?

Si tienes sensibilidad o padeces de irritaciones en tu día a día puede deberse a varios factores, entre ellos:

  • El uso de cosméticos
  • El Sol
  • Sustancias químicas
  • El sudor
  • La dermatitis atópica
  • Alergias

A la hora del cuidado, te damos las mismas recomendaciones que antes. En este caso es preferible optar por el uso de productos específicos para las irritaciones y problemas derivados. El empleo de mascarillas, aguas termales, desodorantes o colonias para pieles sensibles te ayudará a no sufrirlos.

Debes tener en cuenta que la irritación no es la única molestia que produce la sensibilidad. El disconfort, el picor, el enrojecimiento o una sensación de picazón o ardor son otras de las consecuencias que se sufren. Tener este tipo de piel es una condición, no una patología, por lo que deberás aprender a vivir con ello. Aunque con nuestras recomendaciones y un poquito de tu parte seguro que lograrás sentirte y verte mucho mejor y disfrutar de una piel sana y cuidada. ¡Nos vemos en el próximo post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies