Beneficios del frío para la salud

Comienza la época del año en la que llega el frío a nuestro día a día. Como consecuencia sacamos del armario la ropa de invierno con la que buscamos protegernos y cuidar nuestra salud. Si bien es cierto que el frío trae consigo catarros y resfriados debido al cambio de temperatura, cabe recordar que nuestros antepasados convivían con el frío continuamente. Fueron capaces de hacerse con el planeta en la época de la era glacial. Así mismo, el acceso a agua caliente es un privilegio que ha surgido en los últimos tiempos ya que nuestros antepasados se lavaban con el agua que estaba a temperatura ambiente. En el artículo de hoy os explicamos cuáles son los beneficios del frío para la salud y qué reacciones positivas genera en nuestro organismo tanto física como mentalmente.

Un hecho significativo que revelan muchos estudios que se han realizado a lo largo de la historia es que la comodidad con la que vivimos actualmente hace que nuestra genética se vuelva débil. Las adversidades que vivieron nuestros antepasados hicieron que desarrollaran un sistema inmunológico fuerte y resistente. Como hemos comentado, pese a tener algunos contras, son muchos los beneficios del frío para la salud. Algunos de ellos son los siguientes:

Efecto antiinflamatorio

Por todos es sabido que el frío produce un efecto antiinflamatorio importante. Lo normal cuando se produce una lesión en la que se inflame alguna parte del cuerpo es aplicar frío para aliviarla. En los deportistas de alto rendimiento es habitual ver cómo tras una dosis de gran esfuerzo se meten en bañeras de hielo para recuperar. Para las personas mayores que sufren problemas de circulación o hinchazón en las piernas es recomendable un paseo con exposición al frío.

Refuerza las defensas del organismo

La comodidad a la que estamos expuestos a diario hace que nuestro sistema inmunológico no tenga trabajo que hacer. Esto hace que se vuelva más débil ante posibles apariciones de enfermedades. La exposición al frío hace que nuestro sistema inmunológico se active.

Reduce las reacciones alérgicas

Otro de los beneficios que nos aporta el frío tiene que ver con la alergia. Debido a las bajas temperaturas la polinización se reduce. Esto hace que las personas que tengan alergia al polen y a algún tipo especifico de planta tengan unos meses más aliviados en cuanto a las reacciones alérgicas.

Mayor activación del metabolismo

Las bajas temperaturas conllevan una mayor activación del metabolismo a la hora de hacer actividad física. La quema de calorías es mayor por lo que si estás buscando adelgazar, la práctica de actividad con frío es recomendable. El corazón realiza un mayor esfuerzo puesto que debe bombear la sangre suficiente y mantener la temperatura corporal.

Mejora el sueño

La calidad del sueño se ve incrementada de manera significativa en la época del año que hace frío. En el periodo estival tendemos a despertarnos por las noches debido al calor. Dormimos pocas horas y de mala calidad. En cambio, cuando la época del año es más fría, solemos dormir más horas y con menos interrupciones.

Incremento en la capacidad cognitiva

La Universidad de Stanford realizó un estudio en 2017 que reflejaba que las bajas temperaturas provocan que los humanos actúen con mayor lucidez, así como que tomen decisiones de manera más precisa.

Contribuye a mejorar el estado de la mente

El agua fría afecta de manera positiva al cerebro. Está demostrado que una ducha de agua fría ayuda a reducir los síntomas de depresión y ansiedad. El cerebro tiende a actuar mejor con bajas temperaturas, puesto que las altas son propensas a reducir los niveles de glucosa en el cerebro (necesaria para el funcionamiento).

Aumento del estado de ánimo

La exposición a bajas temperaturas provoca un aumento en los niveles de noradrenalina, dopamina y adrenalina. Esto conlleva una mejora de la activación hormonal y produce un efecto en el cuerpo similar al de practicar actividad física.

Mejora la calidad del aire

El frío es sinónimo de calidad de aire. Los niveles de ozono tan altos en los meses de buen tiempo desaparecen. La pureza y calidad del aire frío hacen muy recomendable el hecho de pasar más tiempo expuestos en la naturaleza y aprovechar así para respirar aire limpio.

Como conclusión debemos apelar al sentido común. No debemos olvidar que el frío también genera efectos negativos en el cuerpo. Pero realizar algún tipo de actividad física expuestos al frío, darnos una ducha a temperaturas mas bajas de lo habitual o no abrigarnos en exceso son acciones que pueden ser de utilidad para exprimir los beneficios de las bajas temperaturas.

Esperamos que este artículo haya sido de vuestra utilidad y os haya servido para aprender sobre de algunos de los múltiples beneficios del frío para la salud. Nos vemos en el próximo post.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies