Alimentación en bebés. Pautas y cronología. - Farmacia G2O

Alimentación en bebés. Pautas y cronología.

Hoy vamos a hablar de un tema que suscita muchas dudas y quebraderos de cabeza, la alimentación en bebés. Los primeros meses o incluso el primer año suelen ser los que más preocupan a los padres, sobre todo si son primerizos.

Para que sea más fácil de comprender, vamos a estructurarlo según el tiempo de vuestro bebé, ya que la alimentación en bebés depende principalmente del tiempo que tienen.

Alimentación en bebés hasta los 6 meses

La primera mitad del primer año de cada bebé es la más simple, ya que únicamente se recomienda que tomen leche. Dentro de esta leche depende de cada madre y sus circunstancias el darle solo leche materna, solo preparada o combinar las dos.

Haciendo referencia a la leche preparada o de fórmula, podemos encontrar gran variedad. En primer lugar, debéis aseguraros de que vuestro bebé no haya manifestado ningún tipo de alergia o intolerancia, ya que esto reduciría el círculo de opciones. Si no es vuestro caso, tenéis el abanico entero de posibilidades para elegir.

Cómo elegir la mejor leche de fórmula

Si sois de estadísticas, podéis mirar los estudios y análisis más recientes de expertos como la OCU y optar por las que más recomienden. Sin embargo, lo primero que os recomendamos es que descartéis aquellas que no son nada recomendables, siendo las más nocivas las que contienen entre sus ingredientes aceite de palma. Si no lo queremos en nuestra alimentación, también haremos por evitarlo en la de nuestros bebés.

En cuanto a los ingredientes, debéis tener en cuenta lo siguiente:

  • Azúcar: lo idóneo es que sea a través de lactosa
  • Proteínas: las principales son la lactoalbúmina y la caseína, siendo más aconsejable que la proporción mayor sea de la primera de estas
  • Grasas: como hemos comentado, es mejor evitar el aceite de palma, y si lo lleva, es muy importante que sea beta palmitano, el cual es el más similar al ácido palmítico, producido de forma natural en la leche materna

Nutrición desde los 6 hasta los 12 meses

A partir de los 6 meses, los expertos comienzan a recomendar la incorporación de otros alimentos además de la leche, tales como las papillas.

Por ello pensaréis, ¿y ahora qué papilla elijo? Al igual que con la leche, existen numerosas opciones por lo que la elección no es simple. De igual forma que en el caso anterior, es fundamental tener en cuenta las alergias e intolerancias ya que afectan a toda la alimentación en bebés.

Cómo elegir la mejor papilla

En este caso, las posibilidades aumentan, ya que además de adquirirla, existe la posibilidad de prepararla en casa.

A la hora de introducir sus primeras papillas, es importante que las primeras sean de fruta, ya que son las que menos problemas ocasionan en la digestión de los pequeños. En segundo lugar, debéis continuar por las de verduras. Y, por último, añadirles las de cereales.

Para que os hagáis una idea, la proporción debería ser que, de cada 5 tomas al día del bebé, 3 sean de leche, una de papilla de frutas y/o verduras y otra de cereales.

Una vez explicado esto, vamos a hablar de los ingredientes:

  • Grasas: la mejor es el aceite, a poder ser de oliva
  • Proteínas: incluidas en carne, pescado, huevos, etc.
  • Hidratos de carbono: presentes en alimentos como la patata o los cereales
  • Vitaminas y minerales: predominan fundamentalmente en los alimentos de tipo vegetal

Para una correcta adquisición o elaboración de una papilla, debemos buscar la proporción de los nutrientes que os acabamos de mencionar, ya que la ausencia de alguno de ellos o el exceso, pueden ser perjudiciales.

Cómo empezar con alimentos sólidos

Resueltas las dudas con papillas, llega el momento de introducir alimentos sólidos. Para ello, deben cumplirse una serie de requisitos:

  • Que el bebé sea capaz de mantener la cabeza erguida y permanecer sentado
  • Haber comenzado a llevarse las manos a la boca
  • Que haga movimientos con la lengua y la mandíbula similares a masticar

En cuanto al tamaño de los alimentos y su proporción en la dieta del bebé, debéis tener en cuenta que deben predominar la leche y las papillas frente a los alimentos sólidos, pudiendo darles primero la parte líquida, y una vez llenos un poco de comida sólida. El tamaño debe ser pequeño y de consistencia más bien blanda, siendo recomendable que como máximo sean del tamaño de un dedo de adulto y que no sobresalgan en el puño cerrado del niño.

Alimentación en bebés a partir de un año

Por muy pronto que nos parezca, debería ocurrir que, a partir del año, el bebé sea capaz de comer los mismos alimentos que los adultos. Para ello, es recomendable sentarle en la mesa con los demás en una trona, con cubiertos específicos y otras cantidades, pero que el contenido del plato sea el mismo que el de los padres.

En resumen, es importante seguir una serie de pautas para permitir al bebé un correcto desarrollo, así como no perjudicarle en la absorción de nutrientes, teniendo en cuenta los adecuados para su edad.

Por todo ello, es de vital importancia consultarlo con el pediatra y en los momentos de elegir entre la variedad de opciones, contar con la opinión de un farmacéutico. Debido a esto, estamos disponibles para resolveros todas vuestras dudas sobre la alimentación en bebés.

No dudéis en pasaros por nuestra Farmacia G2O en Zaragoza.

¡Os esperamos y hasta el próximo post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies